13.7.04

 

El obrero de derechas

Creo que hay pocas frases más desafortunadas que esa que dice que "eres más tonto que un obrero de derechas". Como gracia carece de ella, y como principio político es uno más de los timos intelectuales a los que vengo poniendo a parir desde que empecé a escribir aquí. Desde que tengo uso de razón política (así como a los dieciséis o un poco antes, como casi todos) he escuchado mil razones para no ser de derechas. La primera, ser joven. Ser joven y ser de derechas es contradictorio, porque los jóvenes tenemos que desear cambiar el mundo, ser rebeldes e inconformistas y blablabla, y eso es incompatible con ser de derechas, según mis sucesivos contertulios izquierdistas. Uno cree que la rebeldía no consiste en abrazar una causa o una opción simplemente por lo que promete, sino por lo que cumple. Y no conozco causa izquierdista que haya mejorado el mundo. El ecologismo no pasa de ser, lamentablemente, un conjunto de topicazos mal juntados unos con otros, unos incomprobables (el calentamiento global), otros exagerados (cada día se extinguen 10 especies animales), otros contradictorios entre sí (no a la contaminación del aire, pero tampoco a las centrales nucleares). Del comunismo y otras utopías rojoides ya he hablado muchas veces. A mi las "intenciones" que muevan a alguien para sembrar el horror, el hambre y la muerte, me la traen más que floja. Me decía mi admirado Ernesto de la Serna entre copa y copa de ron que "el comunismo al menos lo intentó", y yo me pregunto qué fue lo que intentó y de qué le sirven las ideas maravillosas de paz y fraternidad a los millones de muertos del Gulag o del Laogai. O a los presos de la isla-cárcel que es Cuba. Por no hablar de Corea del Norte, único país del planeta cuyo jefe de Estado es un tipo que palmó hace diez años (Kim il Sung).

En cuanto a la rebeldía contra la injusticia, la solidaridad y demás, nunca he encontrado el nexo necesario entre esos conceptos y la pertenencia a la izquierda como línea de pensamiento. A mi me joroban las injusticias como al que más, y no por eso soy de izquierdas, y comparto la sensibilidad ante los problemas ajenos como cualquiera de mis amigos y apañeros de facultad, sin embargo discrepo con ellos a la hora de como solucionarlos y del papel que yo puedo jugar en esa solución. Creo que es muy fácil e igual de inútil tirar del diccionario de citas y asegurar banalidades como "si me das un pez me solucionarás el día, si me enseñas a pescar me solucionarás la vida", aplicándolas a problemas complejísimos, y no comparto la idea, ni de lejos, de que todos los problemas del planeta sean culpa de los occidentales, desde el hambre en África hasta la radicalización del Islam. Así, me niego a participar en tamborradas y verbenas por ideas que no comparto, ideas que se dicen solidarias o rebeldes, pero que a mi no me lo parecen en absoluto. Y por eso, no soy ni rebelde ni solidario. Por no compartir la misma idea de una y otra cosa con los que se dicen "de izquierdas".

Llevo muchos años escuchando esa cantinela que dice que "el PP es el partido de los ricos y los fascistas". Ahora puede parecer anacrónico, exagerado, o directamente falaz, pero en 1996, cuando el que suscribe tenía 17 años, era el pan de cada día. Contra los ataques que desde la derecha política y mediática se hacían a la corrupción desmesurada y al desmadre totalitario del PSOE, se respondía siempre con lo mismo. El PP es el partido heredero del franquismo y es un partido antiobrero. Nada importaba que el PSOE, partido supuestamente obrero, casi consiguiera disparar el paro hasta la cifra de cuatro millones de personas (una cuarta parte de la población activa) y que najo su mandato se hubieran asesinado a 28 personas con la excusa de la lucha antiterrorista. Se decía que el PP recortaría las libertades y que se produciría una involución. A lo mejor alguien que sea más jóven que yo no me cree, pero basta con echar un vistazo a los periódicos de la época (yo de vez en cuando leía El País en la biblioteca del instituto y fue en esos años cuando descubrí cuán miserable es Haro Tecglen) para darse cuenta de los ataques tan duros como infundados que sufrió el PP. Y con el PP, todos los votantes y, como era mi caso, simpatizantes. En más de una, dos, cien, doscientas ocasiones, tuve que soportar que me llamaran facha, nazi o cualquier insulto similar. No eran fanáticos del black block los que me lo llamaban, eran gente como yo, que iba a clase como yo y vivía en casas como la mía. Y eso que vivo en una ciudad cuyo alcalde, del PP, lo es con cerca de los dos tercios de los votos desde hace década y media. De haber vivido en Fuenlabrada no se qué hubiera sido de mi.

El caso es que, por el mero hecho de ser simpatizante de un partido, a mi me colgaron el sambenito de facha. Igual que por el mero hecho de discrepar con las opiniones de los "solidarios" (ahora talantudos o talantuosos), se me tachaba de insolidario. Es, más o menos, como si yo me autodenominara inteligente y por esa razón, todo aquel que no piense como yo fuera gilipollas. Por algo los progresistas se llaman así a si mismo, y por algo los conservadores tenemos ese nombre, que no lo hemos inventado nosotros, claro.

Los que sean de la Comunidad de Madrid conocerán la expresión "el cinturón rojo", que se refiere a las ciudades del sur de Madrid, gobernadas mayormente por el PSOE desde hace tiempo. En Barcelona ocurre otro tanto, aunque la propia capital esté gobernada por el PSOE desde hace décadas, a diferencia de Madrid. La población de ese cinturón rojo es lo que se denomina, en otra expresión falaz, "trabajadora" (como si los demás no trabajáramos) y se explican con elo los sucesivos gobiernos de izquierdas que han tenido, o padecido, según los casos. En ese cinturón rojo el PP es el partido más votado en casi todos los pueblos, (dejando aparte el caso de Parla, donde el alcalde del PSOE lo es con casi las tres cuartas partes de los sufragios) y tiene la mayoría absoluta en el más grande de ellos, Móstoles. Fue, probablemente, la mayor sorpresa de las últimas elecciones municipales en Madrid. La anterior legislatura otra de las ciudades "rojas", Alcorcón, también estuvo gobernada por el PP con mayoría absoluta. En Leganés y Getafe el PP es el partido más votado, y gobierna el PSOE apoyado, como siempre, por IU. Y uno se pregunta si esas decenas de miles de votantes del PP que son "trabajadores", como todo quisque, son tontos, pues son obreros y supuestamente de derechas. También me pregunto en nombre de qué el PSOE o IU, la izquierda en general, se arrogan la representación de esa inmensa masa de gente que trabaja para llevar pan a casa y por qué los que no compartimos sus ideas, aunque trabajemos tanto como el que más, somos necesariamente "señoritos", "pijos", o como les de por llamarnos, aunque cobremos menos, vivamos en casas peores o trabajemos más horas.

Y no es una minoría fanática la que piensa así. Pregunten a su alrededor, o si son de izquierdas, mírense el ombligo un rato, y comprobarán como lo que digo es cierto. Para una inmensa mayoría de izquierdistas, los que nos definimos como "de derechas", o liberales (soy de los que piensa que la línea entre derecha e izquierda es tanto más difusa cuanto mejores son las condiciones de vida de la población) somos insolidarios, conformistas y egoístas. Eso no quiere decir la gente de izquierdas vea en si misma el paradigma de la bondad, pero sí que se creen que son "mejores", si se me permite la expresión, o que, al menos, se preocupan más por el de al lado.

Comments:
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
 
tu sí que tienes "caquismo". Como leer verdades como puños te enojan, y más no tener argumentos, sales con:

El voto a la derecha en barrios pobres se debe a la presión de los empresarios y al caquismo que hay, gilipollas.Podría decirte que el voto es secreto, y que si en los pueblos pequeños ya no hay caciquismo, en los pueblos-ciudad que comenta el articulo, menos. Pero para que perder el tiempo, si te descalificas tu solo.
 
El obrero, amigo Diego, suele ser tan de izquierdas como falta de cultura tenga. A menos conocimientos e información, más izquierdoso se es, y quienes dirigen a las izquierdas lo saben. De ahí la LOGSE socialista, que pretende elevar el desconocimiento al grado de doctorado. De ahí que con carácter de urgencia se haya paralizado la LOCE de los populares, que aportaba cierto rigor a la enseñanza. Si a eso le sumamos que el obrero es, ante todo, un espectador de televisión bastante adocenado, se justifica el enorme interés de la izquierda en controlar ese medio. Si se le suma, también, que el obrero suele escuchar la radio del coche cuando vuelve a casa, se comprenderá que los informativos punteros de la progresía suelten sus andanadas sectarias en tales horas. Lo que hace menos el obrero, creo yo, es leer la prensa o un buen libro, por eso entre los diarios que se publican en España hay más equilibrio de tendencias políticas. De ahí que nos encontremos nada más que con un El País, y no con varios, porque les basta con un único medio para impartir las consignas a los cabecillas y voceros de la progresía. De hecho, entre el votante de izquierdas y quienes les adoctrinan, bien preparados para esa función, existe el vacío intelectual. La prueba la tienes en ese mamarracho que te ha llamado facha después de recurrir al topicazo. Es evidente que se trataba de un votante que escucha la SER, no de un doctrinario lector de El País.
Policronio
 
Hombre policronio, la igualdad votante_de_izquierdas=borrego me parece un poco fuerte.
Más bien es algo hereditario, de padres de izquierdas suelen salir hijos de izquierdas y de padres de derechas suelen salir hijos de derechas. En Asturias si no eres de izquierdas eres un bicho (especialmente si eres joven).
No hay mas que ver lo poco que cambia el panorama político autonómico, hagan lo que hagan.
 
Policronio, tampoco creo que el votante medio de izquierdas sea adocenado e ignorante, la verdad. Sí que es cierto que es mucho más proclive a dejarse guiar por los sentimientos y no por la razón en muchos asuntos (si no, de que Alfonso Guerra iba a decir que el PSOE es el partido de los descamisados, o que los señoritos del Barrio de Salamanca votan PP), pero me parece que, nos gueste o no, la proporción de desinformados total o parcialmente es la misma en casi todos los grupos de población. Parafraseando a Carlo M. Cipolla, la proporción de idiotas es la misma en todos los grupos de población.

Todos los grupos políticos gobernantes, sean de izquierdas como el PSOE o de derechas como CiU o el PP (bueno, de centro reformista, ejem) pretenden siempre el control de los medios de adoctrinamiento de masas, lo que pasa es que unos son más descarados que otros (recordemos a la Caffarel legitimando la manipulación por las urnas), y si bien es cierto que el PSOE, debido a sus ideas "populares" sobre la educación, y a esa obsesión que tiene cierta izquierda con que las diferencias entre las personas son debidas únicamente a las diferencias económicas, ha conseguido destrozar la educación, pero eso es más cuestión de tener una idea absurda sobre el mundo que sobre desinformación. Es decir, es cuestión de ideología, no de hechos. Como casi todo.
 
"Llevo muchos años escuchando esa cantinela que dice que "el PP es el partido de los ricos y los fascistas". Ahora puede parecer anacrónico, exagerado, o directamente falaz, pero en 1996, cuando el que suscribe tenía 17 años, era el pan de cada día"

"que vienen los militares" oí yo en TVE de un pobre hombre que entrevistaron.



"Eso no quiere decir la gente de izquierdas vea en si misma el paradigma de la bondad, pero sí que se creen que son "mejores", si se me permite la expresión, o que, al menos, se preocupan más por el de al lado".
Yo digo directamente que soy "de los malos", para que no haya dudas. Pongo el 80% del pensamiento del de envrente sobre la mesa, y se tiene que conformar con lidiar con el otro 20%.
 
¿Cómo va a ganar el PP en Asturias si es más socialista que el PSOE? Para eso se vota a los de verdad, no a las copias.
 
No te falta razón, Salmantino. Aquello es como lo de los peperos catalanes con los papeles de Salamanca. Hale, a actuar como si fuéramos nacionalistas. Y claro, luego, la gente vota nacionalista. Lo normal.
 
Vale, acepto a gusto el par de estacazos que me habéis dado por exagerar la falta de cultura del votante de izquierdas. Me lo he merecido. Sólo añadir algo. He sido durante más de 20 años votante y activista de izquierdas. Luego se mueve.
 
El despistao del post anterior soy, Policronio. Y se sigue moviendo. Je, je.
 
El despistao del post anterior soy yo, Policronio. Y se sigue moviendo. Je, je.
 
La furia del converso, Policronio :P

Por curiosidad, ¿qué fue lo que te alejó del lado oscuro de la fuerza? ¿Ibas camino de Damasco cuando se te apareció Hayek y te dijo "Policronio, por qué me persigues"?
 
Partiendo de una posición boquirrubia, como suele ocurrir con el jovencito de izquierdas, me alejó de allí algo que se llama desengaño, esa oposición entre el bien común que se proclamaba y la cruda realidad de unos cargos que sólo buscaban el enriquecimiento personal y la notoriedad para seguir medrando. Camino de Damasco me encontré ante un prodigio que podríamos llamar “sentido común”, que a diferencia del rayo cegador de Saulo, entró en mí de un modo gradual pero acabó, igualmente, por derribarme del caballo, en realidad un jamelgo de malas mañas. A mi actual postura liberal, o eso creo, me atrajo algo de lo que el militante de izquierdas suele carecer: el libre albedrío, puesto que el sedicente progresista acostumbra a moverse por consignas y dogmas, no por razonamientos y argumentos. De ahí ese vació ideológico que creo que existe entre el dirigente y el votante. ¿La furia del converso? No, en todo caso la experiencia del perro viejo. Sí, juraría que se mueve.
Policronio
 
Personalmente no creo que todos los militantes (o simpatizantes) de izquierdas carezcan de sentido común. He charlado largo y tendido con izquierdistas moderados, radicales y mediopensionistas, y no creas que les falta análisis crítico (hay otros que carecen, que están cegados por su bonismo o por su ideología y que no ven en un oponente dialéctico más que un fascista, ejemplos, el periodista raro y otros muchos). El problema es que parten, demasiadas veces, de unas condiciones de asumida superioridad moral, y así es imposible llegar a ningún lado. Otros hacen de la necesidad virtud, y convierten su autoinfligida ignorancia en argumento de peso ("para qué molestarme en leer a fascistas-ultra-neo-liberales-salvajes si por su culpa se mueren miles-de-millones-de-personas en África"). Pero hay otros muchos que, afortunadamente para ellos, conservan una mente abierta y son capaces de discernir lo que es pensamiento y razonamiento crítico de lo que es pura propaganda. Más de uno que conozco ha votado alguna vez al PP o al menos lo ha pensado, lo que indica, por lo menos, una actitud no fanática frente a "la derecha cerril y antidemocrática". La izquierda moderada, en realidad, es un campo abonado para el liberalismo, principalmente la porque saben de sobra que es lo que les conviene, y suelen ser gente culta y preparada que pertenece a las clases medias, pero lo que pasa es que la maquinaria de propaganda de la izquierda no moderada (incluyo a gran parte del PSOE en ella, además de a todo lo que está a su izquierda) es mucho más poderosa y convincente que la nuestra, nos guste o no. La izquierda, como es sabido, suele apelar mucho más al sentimiento que a la razón, "no a la guerra, basta de hambre en el mundo, paz, fraternidad, solidaridad, Bush asesino, Sharon criminal, Aznar hijodeputa" o "mata nazis porque son racistas", en la versión hardcore, y eso arrastra mucho más que elaborados análisis económicos y geopolíticos que, sí, son certeros y precisos, pero a veces necesitarían algo de víscera detrás.
 
Diego, dos pequeñas matizaciones. 1 Yo no creo haber dicho que toda la izquierda sea igual, sino que hay un gran vacío ideológico entre el dirigente y el votante de base. Y cuando hablo del votante de base no me refiero al indeciso que piensa si votar al PP o no y que tiene criterio, que serían esas personas con las que hablas y que conoces, me refiero a ese suelo de 5-6 millones de votantes socialistas que pase lo que pase su voto es para el PSOE. 2 En la segunda parte de tu último comentario defines perfectamente lo que yo quise decir en mi primera intervención. Si las cotejas, verás que es un calco de lo que yo dije, con otras palabras, por supuesto.
 
Conste que tampoco quería decir que tu habías dicho (demasiados verbos seguidos) que la izquierda es etcétera. Pero sí, comprendo lo que querías decir en tu primer mensaje.
 
Hola
Navegando por los mares de internet he recalado casualmente en este puerto y he leído lo que unos y otros escribís.
Soy un joven de 63 años. COnduzco una Transalp y una Goldwing. Salí del colegio a las 15 años de edad y estuve 4 años en el Ejército Español. Hasta la edad de 61 no he parado de trabajar.
He visto a España y a los españoles pasar por muy distintas fases político-económicas, que ambas están relacionadas. He observado comportamientos y tratado de comprender actitudes.
Al final llego a la conclusión de que el fallo está en la falta de educación. De todo tipo de educación. Y, claro, al que no tiene educación hay que darle... información. Lo reptieron hasta la saciedad: "Un hombre sin información es un hombre sin opinión". Tras esto solo quedaba controlar los medios y así desaparecieron como por ensalmo periódicos y escritores "del régimen" cuyos puestos fueron ocupados inmediatamente por escritores y periódicos "del régimen". Lo único que cambió fué el régimen y así, en todo lo demás.
Unos y otros tratáis de demostrar qué perro es más peligroso y no os dáis cuenta que los dos pertenecen al mismo amo: el Sistema.
Sistema extraño a todo lo español,impuesto por quienes manejan los destinos y, sobre todo, las riquezas, de nuestro planeta.
Mientras discutís,(o votáis) le hacéis el juego. El PP y el PSOE se diferencian solo en el estilo.
Buscad y hallaréis
 
"No hay nada más tonto que un obrero de derechas". Esta frase atribuida a Santiago Carrillo, desde nuestro punto de vista, encierra una de las grandes verdades de las democracias burguesas.

En esta sociedad actual, el concepto de clase se ha diluido en una especie de masa amorfa que solamente se moviliza bajo impulsos de enorme intensidad. Sea seguramente el triste y célebre 11 de marzo el caso más claro y reciente de este planteamiento.

Poco o nada tiene que ver, por tanto, el ascenso de la socialdemocracia al poder con el convencimiento y la necesidad de elegir a los representantes de los trabajadores para defender los intereses políticos y económicos de las masas populares.



Analizando la pirámide social de cualquier país de la órbita capitalista, podemos comprobar como su amplia base contrasta con lo delgado de su cúspide. Sin embargo, vemos como, una y otra vez, los partidos que representan los intereses de las clases adineradas siguen encaramados al poder legislando y dictando normas que favorecen siempre a los mismos colectivos. Bien es verdad que, dentro del amplio espectro político, existen grados de compromiso con las clases más desfavorecidas. No obstante, el balance final siempre termina cayendo del lado privilegiado.



¿Por qué se ha perdido la conciencia de clase, si es que alguna vez se ha tenido?

Da la impresión que el propio sistema democrático actual así lo exige. Sólo desde el convencimiento pleno que las clases privilegiadas tienen sobre la manipulación del sistema han podido acceder a entrar en la dinámica del juego electoral.
Las rígidas premisas de obligado cumplimiento para las ideologías progresistas han vaciado de contenido su ideario político.




Ciertamente, con el voto de millones de personas, pueden hacercambiar gobiernos o hacer ganadores a una ideología concreta.
Sin embargo, el margen de maniobra, tanto de unos como de otros, es relativamente limitado. Por eso, gobierne quien gobierne, las estructuras sociales y económicas, así como los poderes fácticos, siguen intactas.

Por otro lado, la falta de una cultura política participativa, la influencia tenaz de los mass media controlados por las clases dominantes, el individualismo fomentado desde todo los ámbitos, el feroz canibalismo social, las falsas expectativas de un cambio en el panorama, la resignación religiosa en aras de un hipotético paraíso, etc... forman un conglomerado de ruedas dentadas que aplastan y sacrifican cualquier intento de concienciación social.

Desde luego, todos este cúmulo de factores interactuando entre sí pueden entenderse como recursos que el propio sistema se dota para perpetuarse a si mismo.

Por tanto, al igual que en el film "Matrix", el sistema en el que estamos inmersos reparte pastillas azules incesantemente. Solo desde el conocimiento, desde el debate, desde el intercambio de ideas, desde la lucha por descubrir y sacar a flote la gran mentira podremos conseguir una sociedad más justa e igualitaria.



Salúos.

http://mencey-al-mo.blogspot.com/2008/02/no-hay-nada-ms-tonto-que-un-obrero-de.html
 
Solamente felicitar a la inmensa mayoria de comentarios de este Blog porque cada uno ha expuesto sus ideas y no hay demasiados insultos ni descalificaciones. Me ha sorprendido gratamente despues de las aberraciones que uno lee por ahi.

Enhorabuena
 
hola.yo soy un chaval de 19 años, que aunque soy claramente de izquierdas,no soy de niguna en particular,tengo mis propias ideas.no soy comunista ni socialista ni anarquista,ni nada en concreto pero si al informarme de todo e visto que dentro de las ideologias como comunismo eso qe dicen se intento pero no salio....lo siento pero un dictador de derechas de izqierdas da igual, es un dictador.al igual que si creo que lenin pudo ser alguien que cambiara el mundo el resto de lideres comunistas no lo buscaban en absoluto, al menos pensando en los demas.igual qe cuando oigo qe iu es un partido corrupto por ay digo qe en españa no ay partido limpio pero si politicos legales.yo no creo en el sistema qe ay en el mundo en general, es verdad qe solo beneficia a los qe tienen dinero y poder politico.leyendo esto veo que solo se abla practicamente de la calidad del votante de izquierdas y no se dice nada o casi nada del de derechas.no hago mas que ver chavales en mi colegio del barrio de salamanca que si zp es un cabron,etc etc..desde luego yo no e visto un politico como el o anguita en mucho tiempo dentro de la derecha.es gente que aora ya puede votar.que no saben decir ni una frase coherente sobre politica pero si propinar insultos contra los rojos,negros,rumanos,todo.oigo a gente que vota al pp por ejemplo decir qe la crisis actual es culpa de zp y qe ninguno ace nada, y eso es una mentira enorme,porque es obvio qe el psoe actual no tiene nada que ver con los partidos surgidos asta la fecha.de verdad qe no puedo entender qe le ve la gente al pp,un partido conservador,qe no busca mas qe privatizar todo lo qe pueden para qe se beneficien sus amigos dueños de constructoras y demas estafadores,para votarle.gente qe necesita ayudas para llegar a fin de mes qe solo se las ofrece el psoe corren a pedrilas y logo votan en contra,debe ser qe qiere qe se las qiten.repito no estoi afavor del sistema ni de la politica.bien.sigo diciendo que una gran parte de los votantes del pp tienen una ideologia llamada fascista,que ven un negro y lo tratan como un mono.solo por eso ese partido no merece un voto por parte de las personas que no piensan como el.es tan largo lo qe va encontra de la derecha y del sistema de vida qe nos an impuiesto asta aora y del partido popular qe no acabaria en una noche entera.no estoy a favor de los radicales qe dicen qe ay qe matar a los fachas y eso.pero simplemente me pregunto en muchas ocasiones, como un partido basado en unas ideas desfasadas, qe reciben votos de gente ultraderechista,con un lider manipulado por aznar,con un eqipo de ladrones como el zaplana acebes y amigos y la espe.qe aora en sanfernando de henares tras lo mucho que lucho monserrat muñoz para qe hubiera metro y un puñetero hospital va la muy cabrona y dice qe gracias al pp a sido posible.son despreciables.no insulto digo las cosas como son o mas bien como las pienso.del unico tio en toda esa maraña de mierda qe se pueden decir cosas buenas es de gallardon y es tan tonto qe no ara un maldito partido qe se aleje de la derecha y mejore madrid de una vez.no es ser de derechas o de izqierdas.si empiezas con la ideologia y su moral ya dices,pero como puede ser?.jm de prada qe es facha asta la medula,lo admiro por lo mucho que sabe, como se expresa,pero dice cosas que parece que abla rouco por el.pero eso seria ablar en plan mas filosofico y remontarse muchos años atras.aunque alomejor lo qe acia falta es volver a empezar para acer las cosas bien.por cierto algo qe se me a olvidao en el tema de qe son poco cultos y demas los de izqierdas,creo qe la grn mayoria de artistas y gente mas culta de este pais a ido siempre de la mano de la libertad y no de la represion qe ejerce la derecha.weno si alguien me contesta me encantaria dialogar y quizas asi aclarar muchas de mis ideas.gracias.un saludo.ademas creo qe me dejo mucho en el tintero.
 
Cuando tengas cierta edad y conocimiento suficiente para opinar, te darás cuenta de que lo que dices no son más que sandeces. Una sarta de tonterías sinsentido de un joven que se piensa intelectual ante los demás. Lo dicho, careces del conocimiento suficiente para opinar. Y me resumo a los datos ofrecidos en tu pequeño e infundamentado argumento. Osea, que no tienes datos más que una frase que no compartes porque no te gusta.
 
Un obrero de derechas es un traidor a su clase social lo era antes y lo es ahora.
 
A ver si nos enteramos: se le llama Clase Trabajadora a ese grupo de gente que tiene que TRABAJAR para vivir, por que si no trabajara reventaría de hambre. Los demás también trabajan pero si no lo hacen no REVENTARÍAN de hambre, por que tienen sus propiedades, negocios etc. y por esa razón no se les llama Clase Trabajadora, no por que no trabajen. ¿te enteras chavalote?? a ver si empezando con esto te quitas esas ínfulas intelectuales que te quedan tan ridículas, y te pones a escribir en serio sobre la realidad que nos está cayendo, que la gente que no escribe lo necesita (¿te suena Miguel Delibes? Un escritor de derechas comprometido con los pobres y perseguidos, a ver si te aplicas).
 
Bueno qué,os doy una sopita de materialismo histórico,q cura vicios de la mente y sienta de vicio.Capitalista:que tiene capital.Obrero:que no tiene dónde caerse muerto.Capitalista pone la máquina,obrero crea riqueza trabajando.Capitalista paga salario a obrero no proporcional a lo producido,paga lo necesario xa q Obrero esté vivo,el resto se lo queda Capitalista en forma de PLUSVALÍA.Ergo hay explotación del hombre por el hombre.La teoría clásica del equilibrio de la oferta y la demanda cae en falacia,sobre todo porque la demanda está secuestrada por Capitalista dictando a Obrero lo que tiene que comprar y a qué precio lo tiene que comprar mediante el uso de los mass media,por tanto no hay equilibrio.
Economía financiera es crear dinero de mentira sobre dinero de mentira,relegando la economía productiva no al bienestar del pueblo,si no a pagar los intereses que esa economía de mentira genera.Y fijáos que no me he metido ya en siglas ni partidos políticos,desde este análisis,tanto PP,como PSOE,como IU son liberales,sólo difieren en pequeños puntos pero que al final,en las cosas que de verdad cuentan,están de acuerdo porque son manejados por transnacionales.FIN.
 
Aquí hay unos cuantos que sin duda son obreros y de derechas...tontos seguro! Por algo son tontos
 
Hacia mucho que no leia una mierda tan interesante .
Mereces una columna en la razon , una tertulia en intereconomia y una entrevista en la cope.
Es cierto que la juventud se quita con la edad, pero su efecto secundario es el "chocheo".

 
Seguramente "el chocheo" lo heredaras tambien, como todo en tu vida.
 
En la Unión Soviética se abolió la propiedad privada de los medios de producción, que pasaron a ser administrados por el Estado, pero, entonces, una tecnoburocracia se enquistó en el Estado y siguió extrayéndole plusvalía a los trabajadores y beneficiándose particularmente de ello. La verdadera solución la resume Mészáros: el control social de la producción.
Y sinceramente tampoco creo en ello....
Más de uno parece añorar la Cheka o el Gulag para los que votan derecha, pues defienden que no todo el mundo tenga derecho a voto,arguemntàn incapacidad intelectual o que no cuente lo mismo un voto de izquierdas que el resto. Los que se autodenominan de izquierdas, dando la espalda al sufragio universal, queriendo de nuevo ponerle puertas a la voluntad popular. ¡Lo que faltaba!
 
Pues hombre como llevo mas de 40 años en el mundo laboral me voy a permitir opinar.
Conozco muchos obreros de derechas que no son tontos,pero lo que generalmente lo que les caracteriza(no a todos) es que se creen muy espabilaos,y ya se sabe que no hay mas tonto que el que se cree muy espabilao.
Me parece muy bien que cada uno defienda sus intereses(los empresarios lo hacen)pero que un obrero piense como ellos no tiene mucho sentido,ya que lo que quiere el empresario es que trabajes mucho y cobres poco,osea que CREES MUCHA PLUSVALIA y desde luego el que no lo vea no es muy espabilao por mucho que presuma.
Bien es verdad que muchos obreros que se dicen de izquierdas,socialmente son muy conservadores,lo que tampoco entiendo,ya que se debería ser mas coherente.
De todas formas,me dá la sensación que esto es una guerra entre el que tiene y el que no tiene,vamos como ha sido siempre.
 
Publicar un comentario

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?